Make your own free website on Tripod.com
 
"Balboa mandó entonces hacer alto. Y luego, ante la exptectación ansiosa de sus hombres, continuó solo hacia la cumbre señalada. De improviso lo vieron clavar la vista en el espacio, quitarse el sombrero empenachado y caer de rodillas, en uncioso recogimiento. Así, desde lejos, mientras el viento azotaba la cabellera rubia y el sol quebraba sus rayos como lampos de oro en las placas de la armadura, los españoles vieron a Vasco Nuñez como un dios en el momento de la creación suprema.

Cuando éste les hizo señas de que se acercaran, estaban ya seguros de que había descubierto, de que había creado con su sueño un océano.

Aquí estaba, en efecto, el mar inmenso como una llanura de plata, confundido en la lejanía con el claro cristal del cielo. Las montañas descendían en escalas desnudas para ir a bañarse en sus playas o se hacían bosques de verduras para cubrir los brazos de sus esteros".
 
OCTAVIO MENDEZ PEREIRA
Núñez de Balboa

        VASCO NUÑEZ DE BALBOA, hidalgo nacido en Jerez de los Caballeros en 1475, llegó por primera vez a tierras istmeñas en la expedición de RODRIGO DE BASTIDAS en 1501, donde recorrió los parajes panameños.

        Asentado en Santo Domingo, se dedicó a diversos negocios, no obstante, al llenarse de deudas, las autoridades le prohibieron la salida de la Isla.  Por ello, en compañía de su perro LEONCICO, logró introducirse furtivamente en uno de los barcos que comandaba el Bachiller MARTIN FERNANDEZ ENCISO, en la expedición destinada en abastecer al Gobernador de Nueva Andalucía.  Una vez descubierto, estuvo a punto de ser abandonado en alguna pequeña isla, no obstante, logró ser aceptado por el bachiller.

        Luego de la fundación de la población de Santa María de La Antigua y de la deposición de ENCISO, VASCO NUÑEZ y MARTIN SAMUDIO fueron electos como Alcaldes de la colonia. Seguidamente, BALBOA abrió causa contra ENCISO por presunta usurpación de autoridad.  Una vez condenado y confiscados sus bienes, este logró su libertad, a cambio de abandonar la colonia. En la misma embarcación en que viajaba el bachiller, iban dos comisionados rumbo a Santo Domingo y a España a fin de informar a las autoridades sobre los hechos ocurridos y solicitar apoyo a fin de continuar las exploraciones.

        BALBOA organizó varias expediciones sobre los territorios adyacentes, donde sometió a las tribus de los caciques CARETA y PONCA.

        Al llegar a las tierras gobernadas por el Cacique COMAGRE, fue recibido con muestras de paz y amistad. Los españoles mostraron tal codicia por el oro repartido, que el hijo del cacique, llamado PANQUIACO, con muestras de desprecio, derramó el contenido de la balanza que era pesado y dijo: "Si tan ansiosos estáis de oro que abandonáis vuestra tierra para venir a inquietar la ajena, yo os mostraré una provincia donde podéis a manos llenas satisfacer ese deseo", refiriéndose a un rico reino en el sur, donde las personas utilizaban utensilios de oro. De esta forma, BALBOA tuvo las primeras noticias sobre la existencia de otro mar.

        De regreso en Santa María de La Antigua, VASCO NUÑEZ DE BALBOA dispuso mandar nuevos comisionados a fin de apresurar los refuerzos para continuar la exploración y conquista del territorio. Allí se entera que ENCISO había logrado informar a las autoridades de Santo Domingo sobre los hechos protagonizados en la colonia. BALBOA dispone enviar a España a DIEGO DE COLMENARES a fin de solicitar el auxilio necesario. Mientras ello ocurre, se organizaron expediciones a fin de recorrer la parte oriental del golfo de Urabá y el río Atrato.

        El 1 de septiembre de 1513, VASCO NUÑEZ DE BALBOA dirige una expedición conformada por 190 hombres y una gran cantidad de perros.  En un primer momento, la expedición fue marítima, desembarcando en las tierras del Cacique CARETA, quien le proporcionó mil de sus hombres. Continuado el trayecto a través de la espesura de la selva istmeña, se enfrenta a las tribus de PONCA, CUARECUA, TORCHEA y CHIAPES.

        El domingo 25 de septiembre, la expedición llega a las últimas alturas de la cordillera del Chucunaque, cuando es informado por algunos indígenas sobre la vista del mar.  Adelantándose a sus compañeros de expedición, BALBOA contempla emocionado las aguas de un mar desconocido para el mundo español. Una vez que todos los expedicionarios ven el mar, el clérigo ANDRES DE VERA, capellán de la expedición, entona el "Te Deum Laudamus", mientras se levantan pirámides de piedra y los árboles del área son grabados con cruces e iniciales.

 

balboa7.jpg (40131 bytes)

Descubrimiento del Mar del Sur

Mural de Roberto Lewis que se encuentra en el Salón Amarillo del Palacio de las Garzas (Presidencia de la República)

     El día jueves 29 de septiembre, día de la festividad de San Miguel Arcángel, VASCO NUÑEZ DE BALBOA llega finalmente a la orilla del mar. Vestido con todos sus arreos, con la espada desnuda y con el estandarte de la Virgen MARIA, entro en las aguas de aquel mar y tomó posesión del mismo en el nombre de los Reyes de FERNANDO EL CATOLICO, Rey de Aragón, y de su hija, la Reina JUANA de Castilla.

    Inmediatamente BALBOA dispuso navegar por las comarcas costeras de ese mar llamado ahora Mar del Sur. Llegó a las tierras gobernadas por los caciques COQUERA y TUMACO, a quienes venció en batalla, logrando incautar botín en oro y perlas. Para el mes de octubre, BALBOA en frágiles embarcaciones, se trasladó a las islas donde gobernaba el Cacique TERAREQUI. A ese conjunto de islas las llamó Archipiélago de Las Perlas, nombre que aún hoy conserva.

        A principios de noviembre de 1513, se dispuso el regreso a Santa María de La Antigua por una ruta distinta de aquella tomada para llegar al Mar del Sur. Atravesó las tierras de los caciques TEOCA, PACRA, BUGUEBUGUE, BONONAIMA, CHIORIZO y TUBANAMÁ, a quienes venció y logró obtener botín.

        Luego de llegar a las tierras de POCOROSA en el Golfo de San Blas, arribó a las tierras del Cacique COMAGRE, las cuales eran gobernadas ahora por su hijo PANQUIACO. Posteriormente siguió a tierras de PONCA y CARETA, de donde se embarcó con un gran botín hacia Santa María de La Antigua.

        BALBOA comisiona a PEDRO DE ARBOLANCHA, a fin que lleve la noticia del descubrimiento del Mar del Sur a la Corona, con gran cantidad de oro y perlas. De igual forma, el comisionado tiene instrucciones de solicitar a nombre de BALBOA el mando en propiedad de la Gobernación de Castilla de Oro.


Portada || Página Principal || Primeros Panameños || Epoca de la Conquista || Epoca Colonial

Epoca Departamental || Epoca Republicana